#10YearChallenge, así han cambiado los móviles de las principales marcas en una década

Leído en xataka.com

Seguramente hayas visto en tu muro de Facebook o feed de Instagram un sinfín de fotos de tus amigos comparando una foto de hace 10 años con una actual. #10YearChallenge, lo llaman. Nosotros no vamos a hacerlo con nuestras caras, ya que nosotros hablamos de móviles y de móviles vamos a hablar hoy.

Para aportar nuestro granito de arena a este peculiar “reto”, hemos cogido algunas fotos de los móviles lanzados por los principales fabricantes hace diez años y los hemos puesto al lado de sus últimos lanzamientos. La evolución es, como poco, digna de admirar. Después de todo, en solo 10 años hemos pasado de los móviles con teclas a las pantallas infinitas agujeradas.

Samsung, de la antena a la pantalla OLED del Note 9

SamsungA la izquierda, el Samsung I6210 (marzo de 2009); a la derecha, el Samsung Galaxy Note 9 (agosto de 2018).

Empezamos por una de las veteranas en el campo de la telefonía móvil, Samsung. En 2009, la empresa estaba fabricando todavía lo que hoy llamaríamos feature phones, es decir, móviles básicos para llamar y mandar mensajes. Uno de ellos era el Samsung I6210, que fue lanzado en marzo de 2009 con una pantalla TFT de 2,4 pulgadas, 29 MB de almacenamiento interno y microSD. Su precio era de unos 80 euros, algo más de 100 euros actuales si ajustamos por inflación.

Mucho ha llovido desde entonces, y ahora la firma destaca por su gama Galaxy y Note. Su último buque insignia es el Note 9, con una pantalla de 6,4 pulgadas Super AMOLED y resolución QHD+, hasta 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento y recientemente actualizado a Android 9 Pie. Su precio de lanzamiento fue de 1.009 euros el modelo más básico.

Sony, de la gama Walkman al Xperia XZ3

SonyA la izquierda, el Sony Ericsson W995 (mayo de 2009); a la derecha, el Sony Xperia XZ3 (agosto de 2018).

Sony, o más bien, Sony Ericsson, también fabricaba teléfonos allá por 2009, y si hablamos de ellos no podemos dejar de lado al W995 Walkman. Montaba una pantalla de 2,6 pulgadas con resolución 240 x 320 píxelesy capacidad para 262.144 colores, conectividad WiFi, 118 MB de almacenamiento ampliables, así como una cámara de 8,1 megapíxeles con zoom digital x16. Su precio de lanzamiento fue de unos 100 euros, unos 115 euros ajustados al valor actual.

Actualmente, el gama alta de Sony es el Xperia XZ3, un dispositivo con pantalla OLED de seis pulgadas y resolución QHD+, 4 GB de RAM, 64 GB de almacenamiento y una cámara trasera de 19 megapíxeles con posibilidad de subir hasta ISO 12800. Su precio de lanzamiento fue de 799 euros.

LG también ha subido de nivel

LgA la izquierda, el LG GM210 (julio de 2009); a la derecha el LG G7 ThinQ (mayo de 2018).

Más de lo mismo ocurre con LG. La empresa coreana fabricaba allá por 2009 teléfonos básicos, y uno de ellos fue el LG GM210. Destacaba por su panel TFT de dos pulgadas con resolución 240 x 320 píxeles, la cámara de dos megapíxeles, 50 MB de almacenamiento interno y una batería de 800 mAh. Valía unos 50 euros, poco menos de 60 euros ajustando por inflación.

El modelo de gama alta más reciente de la firma es el LG G7 ThinQ, un terminal con pantalla IPS de 6,1 pulgadas con resolución QHD+, procesador Snapdragon 845, 4 GB de memoria RAM, 64 GB de almacenamiento y cámara doble de 16+16 megapíxeles con lente gran angular. Se lanzó al mercado por 849 euros.

Huawei, de módems a smartphones con triple cámara

HuaweiA la izquierda, el módem inalámbrico i-MO (febrero de 2009); a la derecha, el Huawei Mate 20 Pro (octubre de 2018).

Pasamos a una de las marcas chinas por excelencia y la segunda que más vende a nivel mundial, Huawei. Huawei lanzó su primer móvil en el MWC de 2009, el U8220, pero hasta entonces destacaba por los módemos y los equipos de conectividad. Una de sus estrellas fue el módem inalámbrico i-MO, un módem que conectividad HSPA de hasta 7,2 Mbps de descarga).

Ahora, lo más top de Huawei es el Mate 20 Pro, un terminal de gama alta con el procesador Kirin 980 hecho en la propia casa, hasta 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, triple cámara de 40+20+8 megapíxeles y pantalla AMOLED de 6,3 pulgadas con resolución QHD+. Ah, y lector de huellas bajo la pantalla. Salió al mercado por 1.049 euros.

HTC, la pionera en el mundo de Android

HtcA la izquierda, el HTC Magic (mayo de 2009); a la derecha, el HTC U12+ (mayo de 2018).

HTC fue una de las firmas más emblemáticas durante los primeros años de vida de Android. El HTC Magic causó un tremendo revuelo por implementar Android y eliminar el teclado físico del HTC Dream. Contaba con un panel de 3,2 pulgadas con resolución 480 x 320 píxeles, cámara de 3,2 megapíxeles, 288 MB de RAM y 512 B de almacenamiento y 1.340 mAh de batería. Se lanzó por unos 199 euros, que vendrían a valer 225 euros actualmente.

Una década más tarde, la firma lanzó el HTC U12+, un gama alta en toda regla con pantalla de seis pulgadas Super LCD y resolución QHD+, 6 GB de memoria RAM, procesador Snapdrafon 845 y doble cámara de 12+16 megapíxeles, así como 3.420 mAh de batería. Su precio base fue de 799 euros.

OPPO también ha cambiado radicalmente

OppoA la izquierda, el OPPO P51 (2009); a la derecha, el OPPO Find X (agosto de 2008).

OPPO ha cumplido 10 años en el mercado de los móviles en 2019. Uno de sus primeros lanzamientos fue el OPPO P51, un terminal que podría pasar perfectamente por un Sony Ericsson de no ser por el logo de la marca en la parte delantera. Tenía una pantalla TFT de 2,4 pulgadas, 87 MB de memoria RAM y una cámara de cinco megapíxeles.

Poco tiene que ver ese modelo con el OPPO Find X, uno de los terminales más peculiares del año pasado que huye del notch mediante un mecanismo retráctil para la cámara delantera. Su pantalla es una OLED de 6,4 pulgadas FullHD+, tiene 8 GB de memoria RAM, 256 GB de almacenamiento interno y doble cámara trasera de 16+20 megapíxeles. Salió al mercado por 999 euros.

Xiaomi, la que no existía por aquellos entonces

XiaomiA la izquierda, la nada, porque Xiaomi no se fundó hasta abril de 2010; a la derecha, el Xiaomi Mi MIX 3 (octubre de 2018).

Llegamos a Xiaomi, de la que no podemos hablar demasiado puesto que no existía. La firma se fundó en China en abril de 2010 y su primer dispositivo, el Mi 1, tuvo que esperar hasta 2011 para ver la luz.

En cuanto a la actualidad, la empresa en 2018 destacó por el lanzamiento del Mi MIX 3, un móvil con procesador Snapdragon 845, hasta 10 GB de memoria RAM, pantalla deslizante de 6,39 pulgadas FullHD+ y hasta 256 GB de almacenamiento interno cuyo precio es de 499 euros.

Motorola, una de las veteranas

MotorolaA la izquierda, el Motorola Milestone (noviembre de 2009); a la derecha, el Motorola Moto G6 Plus (abril de 2018).

Pasamos a Motorola, que ya llevaba tiempo fabricando dispositivos móviles. Uno de los más peculiares que presentó en 2009 fue el Motorola Milestone, que tenia una pantalla deslizante con la que acceder al teclado. Su panel era un TFT de 3,7 pulgadas, tenía 256 MB de memoria RAM, 133 MB de almacenamiento, 1.400 mAh de batería y Android Eclair 2.1, aunque se actualizó a Android 2.2 Froyo. Salió por unos 130 euros, que equivalen a 147 euros actuales.

En la actualidad, la firma se ha decantado por la gama media, siendo el Motorola Moto G6 Plus uno de sus máximos exponentes. Este cuenta con un panel de IPS de 5,9 pulgadas FullHD+, 4 GB de memoria RAM, 64 GB de almacenamiento, procesador Snapdragon 630 y una batería de 3.200 mAh, así como una doble cámara trasera. Salió al mercado por 299 euros.

Nokia, la finlandesa que ocupaba el trono

NokiaA la izquierda, el Nokia 6720 (julio de 2009); a la derecha, el Nokia 8 Sirocco (febrero de 2018).

La reina de la telefonía móvil de antaño, Nokia, también ha sufrido una interesante evolución. En 2009, Nokia tenía una cuota de mercado cercana al 40%, y uno de los modelos lanzados ese año fue el Nokia 6720 Classic. Corría Symbian en su interior y montaba un panel TFT de 2,2 pulgadas con resolución 240 x 320 píxeles, una cámara de 5 megapíxeles con óptica Carl Zeiss y una batería de 1.050 mAh. 90 euros fue su precio de lanzamiento, unos 100 ajustando por inflación.

Tras un largo letargo, ser comprada por Microsoft y pasar a las manos de HMD Global, la empresa nos mostró en febrero de 2018 el Nokia 8 Sirocco, un dispositivo con panel pOLED de 5,5 pulgadas, 6 GB de RAM, procesador Snapdragon 835, 128 GB de almacenamiento y 3.260 mAh de batería. Su precio de salida fue de 749 euros.

Apple y la ‘notchificación’

AppleA la izquierda, el iPhone 3Gs (junio de 2009); a la derecha, el iPhone XS Max (septiembre de 2018).

Terminamos con la empresa de la manzana, Apple. La firma de Cupertino lanzó en junio de 2009 el iPhone 3GS, una evolución del iPhone 3G con una pantalla LCD de 3,5 pulgadas y resolución 480 x 320 píxeles (sin notch, eso sí), entre 8 y 32 GB de almacenamiento, 256 MB de RAM y una cámara de tres megapíxeles. Salió por unos 499 euros que, ajustando a precios actuales, serían unos 566 euros.

En 2018 la firma lanzó tres dispositivos, destacando sobremanera uno de ellos: el iPhone XS Max. Incorpora una pantalla OLED de 6,5 pulgadas Super Retina HD, 4 GB de memoria RAM, el procesador A12 Bionic, hasta 512 GB de memoria interna, una doble cámara trasera de 12+12 megapíxeles y iOS 12 como sistema operativo. Su precio de lanzamiento fue de 1.159 euros para el modelo más básico.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *